Polinesia

En Viajes Rangiroa somos especialistas en Polinesia Francesa. Ponemos este paraíso sin igual a tu alcance, siendo destino perfecto para lunas de miel. En efecto, lo conocemos de primera mano y por ello te podemos aconsejar dependiendo de tus gustos e intereses. En resumen, trabajamos con los mejores resorts de lujo del mundo y pequeños alojamientos en cabañas sobre el agua en las islas más remotas. Además, ofrecemos multitud de excursiones, experiencias y actividades para disfrutar en tierra, mar y aire. Y todo ello, realizando un combinado de islas diseñado exclusivamente para ti
Mucho más que un grupo de islas, nos gusta definir este paraíso como un maravilloso estado de ánimo. Creado para seducir a los románticos, turistas, recién casados y aventureros, que sueñan con un remanso de paz inigualable. 
Sus 118 islas y atolones, cada una con su propia personalidad, se distribuyen en 5 archipiélagos. Ocupan una superficie geográfica tan extensa como Europa. 
Descubre las Australes, Gambier, Marquesas, Tuamotu y las más conocidas de todas, las Islas de la Sociedad. Unas coronadas por imponentes picos dentados y otras apenas sobresaliendo sobre las olas.
Lagunas azul turquesa, arena fina blanca, ricos fondos marinos con cálidas aguas, playas repletas de palmeras e íntimos y lujosos resorts.  Para que cada viajero encuentre su particular edén.
Y para conocer varias islas sin necesidad de deshacer la maleta, se pueden realizar cruceros, veleros… Contáctanos para conocer toda la información de los buques que surcan las aguas de Polinesia Francesa. Puerta de entrada perfecta para unas vacaciones románticas.

¡Ia Orana e maeva!

Nuestras recomendaciones

UN OCÉANO DE DEPORTES

Efectivamente, es la isla que da nombre a nuestra agencia, Rangiroa, y junto con Raiatea y Fakarava, son el paraíso para los amantes del submarinismo.
Es una verdadera pecera natural. Encabeza los más bonitos y ricos sitios clasificados por el Comandante Costeau. Por ese motivo, Rangiroa ha venido a ser una cita ineludible para los buceadores de todo el mundo. Además cuenta con una laguna de casi 70 km. de largo por 25 de ancho. Se trata de un angosto arrecife, tapizado por 240 islotes que se suceden uno tras otro, hasta perderse en una bruma azulada.
Un mar de luminosa transparencia e intenso color turquesa. Playas, inmensas y solitarias la convierten en un romántico refugio para parejas en luna de miel.
Por lo visto, en El paso de Avatoru y El paso de Tiputa, situados al norte, se producen corrientes que son ideales para el buceo y snorkel. Éstas atraen a grupos de hasta 300 individuos de tiburones, además de delfines, napoleones, tortugas, rayas… ¡No importa si eres buceador o no!. Sin lugar a dudas, este atolón cuyo significado es ‘cielo infinito’ es, un dulce paraíso. Aquí podrás realizar numerosas excursiones, actividades acuáticas y cómo no, disfrutar del sol que brilla diariamente en las Tuamotu.
En contraste con Rangiroa, es una isla suspendida entre el cielo y el mar. Entre azules de matices infinitos, encontramos el segundo atolón más grande de Tahití y sus islas.
En realidad, la forman inumerables motus (en su mayor parte inexplorados), ofreciendo a sus visitantes una belleza pura y absoluta.
Por lo tanto, es famosa por sus sitios de buceo excepcionales y, en especial por su paso norte, que cuenta con 800 m. de anchura siendo el mayor de Polinesia. Esta Reserva de la Biosfera protegida por la UNESCO, subsiste esencialmente de la perlicultura. 
En consecuencia, la flora y fauna de Fakarava son verdaderamente ricas y el ecosistema está incontaminado.
Asímismo, a 45 minutos en vuelo desde Tahití encontramos Raiatea.
Cuenta con recursos naturales, profundas y múltiples bahías. Además, espectaculares cascadas y coloridas fallas encantarán a los aficionados al buceo y las excursiones.
Otra especificidad de la Isla Sagrada es el «Tiare Apetahi«, una espléndida planta olorosa que es única en el mundo. Solamente se puede encontrar en el Monte Temehani.
Cabe destacar que es la capital de la navegación de recreo, ya que están concentradas la mayoría de las bases náuticas y compañías de alquiler. La isla cuenta con un número incalculable de lugares para fondear, bahías, profundas y tranquilas. Y todo ello rodeado en un entorno preservado y espectacular (cráteres, cataratas).
Conocida como la isla mística, ofrece una naturaleza exuberante por descubrir.
Con sus taludes imponentes, cubiertos por un manto verde y cascadas de ensueño.
Efectivamente, es una isla grandiosa, plagada de enormes tikis y otros restos sagrados, legado de un pasado legendario. El Monte Muake es el punto de partida por excelencia para todos los que aman volar en parapente. 

ISLAS PARA CONECTAR CON UNO MISMO

Tal y como vemos en la imagen, Maupiti es pequeña, exuberante y agradablemente apartada. Está situada a 40 km. de Bora Bora, y es considerada una de las islas más sugestivas y tranquilas del archipiélago.
Tal vez sea gracias a esta serenidad virgen y a su naturaleza protegida, las tortugas marinas continúan poniendo sus huevos en las playas de arena blanca de Maupiti.
Las pocas casas de huéspedes ubicadas en la isla o islotes circundantes, serán los alojamientos donde nuestros clientes podrán compartir momentos de armonía únicos. Por consiguiente, es una isla que nos encanta recomendar para quienes buscan un paraíso menos sonado y masificado, como lo es su vecina Bora Bora. Con sólo bajar del avión, podrás sentir cómo te sumerges en una postal de incomparable belleza. Un lugar donde los tonos azul turquesa de su laguna se funden con el manto verde que cubre la isla, reflejando un espectáculo sin igual en las nubes que cubren los cielos de Maupiti.
Desde el mismo momento en el que la divisas en el horizonte, Huahine te hechiza.
También conocida como el jardín secreto, con sus exuberantes bosques, paisajes salvajes y pueblos pintorescos, es uno de los secretos mejor guardados de Polinesia. En consecuencia, es un lugar donde puedes vivir como un local.
Relativamente sin cambios en el mundo moderno, Huahine ofrece el ritmo más lento y tranquilo de la antigua Polinesia. Con tan sólo ocho aldeas dispersas por toda la isla, los pocos residentes reciben a los visitantes con gran amabilidad.
Aromas suaves de vainilla se mezclan con las brisas del océano, que anuncian el alma de la isla mucho antes de divisarla en el horizonte. Taha’a te arrastrará a la vida tradicional y tranquila de los tahitianos.
La belleza simple de la isla en forma de flor viene en montañas suaves, rodeadas de diminutos motu con playas de arena blanca y brillante.
Relájate en la privacidad de los resorts de lujo existentes en su laguna color esmeralda y vive auténticas experiencias con los tours que ofrecemos en la isla de la vainilla.
Destacar que es la única isla de las Islas Gambier que está habitada.  Conocida como la isla del fin del mundo, la mitología polinesia cuenta que fue levantada del fondo del océano por el dios Maui.
Aquí podemos disfrutar de su entorno con agradables paseos entre frutales, viñedos, cafetales y campos de orquídeas. Incluso podemos admirar sus numerosas celebraciones religiosas con magníficas misas cantadas, procesiones y decoraciones diversas.
También es muy interesante visitar el Templo de la Pinctada margaritifera, por sus cultivos de perla negra, y admirar in situ cómo crecen y se generan las perlas en su laguna. Son únicas en el mundo por los matices que posee esta joya de una naturaleza y una artesanía, que sólo existe en Tahití y sus islas.
Con sus 28 islotes desmembrados a 630 km. de Tahití, encontramos en Las Australes Raivavae.
Cabe destacar que es un refugio de multitud de aves marinas y, se dice que es una de las más bellas islas del Pacífico Sur ya que parece flotar en su laguna esmeralda. También es una de las más salvajes, con montañas verde terciopelo repletas de helechos.
Por último, sus gentes, alegres y acogedores, recibirán con una calurosa bienvenida a que quienes la visiten, haciendo olvidar las tensiones del mundo moderno.

PARA LOS AMANTES DE LA NATURALEZA

Algunos lugares lanzan su hechizo y te atrapan.
Refugio de aves, tortugas y todo tipo de vida marina en una isla prácticamente inhóspita. Indudablemente, es el destino idílico para los amantes de la fauna marina que nos ofrecen Tahití y sus Islas.
Marlon Brando no pudo resistir enamorarse de este paraíso natural y salvaje, y nosotros tampoco. ¿Estás preparado para una verdadera historia de amor?
Llama la atención su laguna ovalada, formada por una serie de motus con playas de arena blanca y rosa.
Indiscutiblemente, es una auténtica piscina natural que se abre a un pequeño paso llamado Tuheiva. Quizás sea la razón por la que los buzos quedan cautivados con su increíble y abundante vida marina.
Igualmente, para aquellos en busca de relajación, las playas de arena virgen que se encuentran en su laguna esmeralda llenarán, sin lugar a dudas, sus mayores expectativas.
Este acuario tropical es un pequeño atolón de las Tuamotu cubierto de cocoteros y rodeado de islotes, como el motu Teaku que alberga diversas especies de aves marinas. 
Compuesta por 70 estanques de 8 m. de profundidad y por 9 canales, podemos entender por qué Maitaiva es conocida como la isla de los nueve ojos.
Su bonita laguna redonda está ligeramente elevada y encierra aguas con una inusitada abundancia de vida marina.
En efecto, es una de las islas más pequeñas de las Marquesas.
Su salvaje entorno alterna escarpadas pendientes y llanuras desérticas, vastas extensiones verdosas donde pastan cabras y los aproximadamente 3.000 caballos salvajes que se pueden ver a lo largo del único camino en la isla.
Auténtico paraíso de plantas tropicales, sin duda Ua Huka deja maravillado a los amantes de la naturaleza y cultura.
Protegida del furor del océano por una pequeña barrera coralina, «el arrecife que emerge» es su significado en polinesio.
Efectivamente estamos ante la isla más septentrional de las Australes, y aquí podemos observar de julio a octubre a las ballenas jorobadas que acuden a sus aguas a reproducirse cada año.
Sin duda es un must admirar e incluso escuchar a estos grandiosos cetáceos desde las lanchas fletadas por nuestro corresponsal en la isla, por lo que si tu viaje coincide en fechas con la llegada de las ballenas, las probabilidades de vivir tan maravillosa experiencia están casi aseguradas.

LOS PARAÍSOS MÁS VISITADOS

También conocida como la isla de la luz, es la puerta que se abre sobre el gran Océano Pacífico.
Durante el día, en su capital Papeete, encontramos el gran mercado con sabores, olores y colores locales. Y por la noche, goza de un vibrante ritmo de vida con pubs y locales de coloridos espectáculos.
En resumen, olas para los amantes del surf, cascadas imponentes, abundancia arqueológica, relieves y puntos panorámicos inimitables, es lo que te espera en la isla reina de Tahití.
Sin lugar a dudas, es la perla del Pacífico. La isla romántica por antonomasia para las parejas en luna de miel.
Además de poder celebrar una boda tradicional tahitiana… O incluso despertar en un overwater, en donde el desayuno llega a bordo de una piragua… Aquí es posible vivir experiencias que no dejan indiferente ningún visitante.
Desde su Lagoonarium, que es el mayor acuario natural donde poder acariciar mantas gigantes y admirar la infinidad de peces que pueblan sus ecosistemas. Hasta su gastronomía, rica y variada salpicada por toda la isla.
En Viajes Rangiroa hemos hecho realidad el sueño de muchas parejas que han visitado Bora Bora. Porque tenemos tarifas aéreas TTOO y tarifas negociadas con los alojamientos de las islas. Sin olvidar que es un destino que conocemos perfectamente, y del que te podemos asegurar que nadie viene defraudado de este paraíso.
Finalmente, encontramos la sugestiva y salvaje isla mágica de Polinesia. En contraste con su significado, se alza hacia el cielo con montañas volcánicas, cubiertas por el verde aterciopelado de los cocoteros, de las palmas y de las plantaciones de piñas.
Claro que paisajes e historia no son las únicas cualidades de la isla, conocida por la tranquila dulzura de la vida de sus gentes.
Desde sus espléndidas playas blancas… O hacia su interior, donde encontraremos cimas para los amantes de la escalada, excursiones a las cascadas y paseos por los valles y bahías de la isla. Moorea es una fuente inagotable de experiencias que vivir y compartir.
Efectivamente, en Viajes Rangiroa, amamos el mar por ambos lados de la línea de flotación, si hablamos en términos de navegación. Es decir, nos gusta el fondo submarino y además disfrutar del mar sobre su superficie.
Si tú también eres un apasionado de la náutica, has encontrado a tu agencia especializada en este producto turístico tan demandado en los últimos años.
Disfruta de unas vacaciones diferentes en alta mar. 
Desde alquilar un catamarán privado, con todas las comodidades incluidas (tripulación, Patrón, comidas….). Hasta navegar a tu aire (siempre que tengas la titulación necesaria). Cualquiera de estas opciones son posibles también. No dudes en solicitarnos más información y presupuesto para tus próximas vacaciones.
Y como última y no menos suculenta opción… Tenemos tarifas especiales negociadas con las compañías navieras más prestigiosas de la zona. ¡Incluso contamos con un velero de 5 mástiles en régimen de TI gourmet! Incluye actividades acuáticas como kayak, windsurf, sailing, ski acuático o wake board… Y MUCHO MÁS

¿Quieres surcar las aguas de este paraíso sin igual?

Solicitar Presupuesto